Christians, por efectivo

Publicado en Destacadas

El azul pegó en momentos claves y por eso derrotó 26-22 a Trébol, para seguir prendido arriba en el Apertura

 
 
Pudo llevárselo Trébol, si hubiese sido más efectivo en el primer tiempo. Pero fue de Christians 26 a 22, porque pegó en momentos clave y encontró los espacios cuando no aparecían. Así el azul sumó su cuarta victoria en el torneo, y ratificó una racha  de triunfos clave, tras imponerse la semana pasada a Old Boys en el clásico. Además, demostró que por ahora no siente las ausencias en el pack, y que tiene suficientes argumentos para ser uno de los candidatos al título.
 
Fue un partido raro, difícil de analizar hasta para los propios DT al final del partido. Por lo cambiante, por las diferentes tonalidades que tuvo a lo largo de los 80 minutos. Porque el viento influyó, pero también los estados de ánimo, como para pasar de juego de alto vuelo a una sucesión de errores y penales.
 
Trébol empezó mejor, aprovechando el viento a favor y poniendo la pelota en campo rival para buscar desnivelar. Así tuvo una ocasión de try a los dos minutos, que terminó con penal para que Morales pusiera el 3-0. Sin embargo, fue Christians el que pegó con el primer try: line, pelota abierta y Pachi Arocena que tomó la pelota, amagó el pase, se metió entre los centros y encontró el hueco defensivo para apoyar bajo los palos.
 
A partir de allí cambiaría un poco el partido. Trébol se decidió a  utilizar la ventaja del viento a favor, y le subió un cambio al encuentro. Presionó muy fuerte sobre la defensa azul, y lo obligó a mover rápido la pelota. Christians aceptó el desafío, y empezó a sacarla rápido del ruck y a jugar de manos rápido, a tener a Arocena tomando protagonismo con la pelota y metiéndose dentro de la defensa de los sanduceros. 
 
Pero fue ese mismo juego rápido que, cuando se confundió con apuro, le costó caro al azul. En una de esas salidas de juego de manos, jugando casi sin red, quedó una pelota suelta tras un pase, la tomó Arboleya, corrió aprovechando la falta de cobertura en el fondo, y cuando le llegó la marca jugó con Cuello, para poner el 10-7 parcial a los 9’.
 
El resto del primer tiempo continuó con la misma tónica, aunque progresivamente el ritmo fue disminuyendo y los penales aumentando, hasta transformarse en una de las claves del partido, y una de las explicaciones de que los equipos ya no pudiesen jugar con la misma soltura, porque la lucha en los rucks se iba haciendo durísima. Trébol tenía el dominio territorial y movía mejor la pelota, aunque no conseguía quebrar a una defensa que si sufría algún dolor de cabeza, conseguía solucionarlo antes que el juego llegara a las 22 propias.
 
Mientras tanto, a Christians le costaba mucho más salir, por la presión sanducera y porque el juego con el pie no le funcionaba. Pero las pocas veces que llegó pudo sumar de penal, para irse al descanso con un 13-13 que era un excelente negocio para el local.
 
Era negocio, sobre todo, pensando en el segundo tiempo. Porque allí la tendencia del partido varió. El viento no era huracanado ni mucho menos, pero oficiaba como elemento psicológico para darle la confianza al azul para empezar a dominar. Así, pese a que fue Trébol el que se puso en ventaja con otro penal de Trébol, fue Christians el que empezó a tener el dominio territorial. Intentó abrir la pelota, aunque la lucha en el ruck se hizo cada vez más áspera y los penales siguieron aumentando de cada lado. Christians era el más penalero, y por eso, además de no poder conseguir el volumen de juego que necesitaba, no podía traducir el dominio territorial en victoria. Trébol ya no era el de la primera parte, y apenas si podía llevar peligro a campo contrario a través del line y maul.
 
A pesar de todo, el sanducero tenía el partido más o menos controlado, porque al igual que le había pasado a su rival en la primera parte, no pasaba zozobras en el fondo. Christians todavía no le encontraba la vuelta, porque no quebraba a su rival en la primera línea de tackle, y las veces que probaba con kicks al fondo, se le iban largos por la línea de touch-ingoal. 
 
Pero… llegó el momento de la efectividad de Christians, que encontró el hueco en la defensa rival para poder quebrar la línea de la ventaja. Fue un line, pelota abierta, juego rápido de manos y una corrida de Vázquez que no llegó  al try por centímetros tras los buenos tackles de Paysandú. Sin embargo, en la jugada siguiente, Christians jugó rápido un free kick, y Harley, el que había desnivelado el clásico con un try en la hora, vio el hueco en una defensa de Trébol mal parada y se tuvo confianza para mandarse. Lijstenstein trató de pararlo, pero fue imposible, y así el pilar apoyó el try que le daba la vuelta al partido.
 
Con el 23-16 Trébol lo fue a buscar, pero volvió a  encontrarse con que no tenía juego más allá del line y maul. Así y todo forzó dos penales en cuatro minutos, con los que se puso en partido nuevamente 23-22. El encuentro navegaba entre la falta de juego de ambos, por lo que el que pegara primero, tendría el encuentro en sus manos.
 
En ese lapso, fueron los errores los que pautaron el partido. Los penales, los knocks on, las pérdidas de pelotas en el line dejaron a  ambos equipos sin chances de juego. La tensión de tener a un paso la derrota hizo que las marcas le ganaran claramente a los ataques.
 
En ese cierre, Christians consiguió llevar el partido a las 22 de Trébol en una de las pocas jugadas en las que le pudo dar continuidad a la pelota. Y aunque se le cayó a 5 yardas del ingoal, pudo sacar ventaja en esa formación con los cambios que introdujo en el segundo tiempo, cuando ingresaron Storace y Bermúdez. Así le robó la pelota a Trébol, atacó en corto y consiguió forzar un penal bajo los palos, que Passadore transformó en el 26-22.
 
De ahí al final fueron intentos de Trébol, que nunca se consiguieron acercar al ingoal de Christians, porque la pelota siempre iba pegada a las formaciones, sin apostar ni a abrir rápido n probar un kick que arrinconara a su rival. Y así se fue el partido, con un 26-22 de un Christians que supo capear el temporal de buen juego de Trébol en la primera parte, y que en el complemento, sin llegar a los puntos altos del visitante, supo ser más efectivo, para lograr un gran triunfo que lo posiciona como candidato.
 
 
Old Christians 26-Trébol 22
OCC: Formoso / Martín Espiga / Harley / Rodrigo García / Rodrigo Espiga / Sciarra / Horta / Joaquín Pérez / Manuel Martínez / Matías Arocena / Leandro Leivas / Llovet / Guillermo Leivas / Santiago Arocena / Passadore. DT: Nicolás Inciarte
 
Trébol: Botta / Arboleya / Rombys / Bianchi / Palomeque / Otegui / Grignola / Alzueta / Lijstenstein / Morales / Zanoniani / Andrés Lussich / Bulanti / Durán / Cuello. DT: M. Grille
 
Cambios Trébol: Romeau, Pintos, M. Fernández
Cambios Christians: Vázquez x S. Arocena, Bermúdez x Formoso, Storace x Harley
Puntos: 2’ penal Morales (Trébol) 0-3, 7’ try Arocena convertido por Passadore (OCC) 7-3, 9’ try Cuello convertido por Morales (Trébol) 7-10, 14’ penal Morales (Trébol) 7-13, 20’ penal Passadore (OCC) 10-13, 38’ penal OCC (Passadore) 13-13, 45’ penal Morales (Trébol) 13-16, 52’ penal Passadore (OCC) 16-16, 56’ try Harley convertido por Passadore (OCC) 23-16, 62’ penal Morales (Trébol) 23-19, 65’ penal Morales (Trébol) 23-22, 35’ penal Passadore (OCC) 26-22
Cancha: Old Christians
Juez: Marcelo Piñeyro
Amarillas: Pérez y García (OCC), Rombys (Trébol)
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Acceder con Facebook
Acceder