Calandra deja la presidencia de la URU

Publicado en Selección, Selecciones, Teros XV, Uruguay

Se alejará tras dos años de mandato, ya que sus obligaciones personales le impiden seguir dedicando el mismo tiempo; la idea es que su sucesor salga de la actual directiva

dsc_0435
Marcello Calandra no seguirá siendo el presidente de la URU a partir del próximo jueves 8 de diciembre, cuando se realice la Asamblea de clubes. Según pudo saber RugbyNews en base a fuentes de la URU, Calandra ya lo anunció el actual presidente a la directiva y a los clubes, luego de ocupar ese puesto durante dos intensos años, en los que la directiva que condujo puso en marcha el proyecto del Centro de Alto Rendimiento, para lo cual fue indispensable la concesión por 10 años del Estadio Charrúa.

Las obligaciones personales le impiden a Calandra seguir dedicando el tiempo que le ha dedicado en estos dos años a la URU, aunque la intención es que siga como suplente, de manera de dar un mensaje de continuidad, sobre todo ante la IRB, que ha valorado que en los últimos años se han disminuido los enfrentamientos políticos que llegaron a su punto más álgido durante la Eliminatoria al Mundial 2011.

De la misma manera, todo indica que su sucesor también saldrá de la actual directiva de la URU. Para eso se han mantenido algunas conversaciones con los clubes, aunque no se confirmará hasta entrada la próxima semana.

A su vez, en principio habría pocos cambios de nombres. Uno de los pocos que dejaría su lugar es el ex presidente Andrés “Betingo” Sanguinetti, quien ocupó un cargo de suplente y estuvo en algunos temas puntuales, aunque también por otras obligaciones no podrá seguir ocupando su lugar

Otro argumento para no esperar demasiados movimientos es que Uruguay se enfrenta a un año clave de Eliminatorias, en el que se seguirán poniendo en marcha muchas de las cosas que se comenzaron en estos dos años, por lo que no se vislumbra que haya cambios drásticos de rumbo.

Calandra había llegado a la presidencia en enero de 2012, en medio de una agitada elección, en la que tuvo que competir, al menos en la previa, con el empresario Carlos Pombo, apoyado por Old Boys y Carrasco Polo. Tras la primera reunión hubo también algunas tensiones con el candidato a vicepresidente, Alejandro Sagasti, quien también optó por la presidencia.

Una vez en la presidencia tuvo el proyecto del Centro Charrúa como máxima prioridad, mientras que a nivel político su intención fue acercar las aguas tras la tórrida etapa de Gustavo Zerbino. Lo logró, aunque uno de los objetivos que no pudo cristalizar fue el de unir en las selecciones a las dos máximas figuras del rugby local, Diego Ormaechea y Pablo Lemoine. De todos modos, se logró que las selecciones volvieran a reunir a lo mejor del rugby uruguayo, con la incógnita de si Rodrigo Capó estará en marzo para el repechaje ante Estados Unidos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder