Acá estoy

Publicado en Destacadas

En una prueba de personalidad, Christians eliminó del Uruguayo por tercer año consecutivo a Old Boys, el gran favorito, y clasificó a la final del Uruguayo

¿Existe algo mejor que ganar al clásico rival, llegando de atrás, y dejarlo afuera de la definición cuando llegaba como el mejor equipo? Difícil. Old Christians lo hizo: le ganó 13-12 a Old Boys y clasificó a la final del Uruguayo. Como para demostrar que en las difíciles, en las que no hay mañana, en las finalísimas de verdad, mantiene una paternidad asombrosa. Le ganó en 2007 la final, en 2008 la semi y ahora vuelve a imponerse en semis, para acabar con el sueño de quien, sin dudas, había sido el mejor equipo del campeonato.

Quedaban 20 minutos. Y si la película tenía una continuidad lógica con lo que fue el año, llegaría la reacción de Old Boys, que heroicamente terminaría vengando su gran temporada con un enorme triunfo. Pero había un detalle: enfrente estaba Old Christians. El que acumuló golpe tras golpe, en una temporada mala, pero se fue curtiendo. Cicatrizó los golpes, aprendió de sus errores, y fue poniendo la mira en el 5 de setiembre. No le sobraría nada, porque el año no fue especialmente fructífero. Pero llegaba a donde más quería: un clásico, a todo o nada.

Y desde el arranque empezó a demostrar que no sería una tarde más. Se enteró un rato antes de arrancar que el azulgrana perdía a Joaquín Pastore, lo que sería la primera a favor. Y después, cuando solo iban 2 minutos, se puso arriba de penal. Volvió a sumar un obstáculo, cuando Nicolás Balparda se fue de la cancha con un fuerte golpe en la cabeza, que le provocó pérdida temporal del conocimiento.

Y fue quizás el último golpe que necesitaba para sacudir la melena del león herido. Desplegó un arsenal defensivo encomiable, y con la línea bien parada, no le dejó ni un metro a los creadores de juego de Old Boys. Crosa no tuvo espacios, Albanell tampoco. Tampoco le llegó la pelota con claridad a la punta a de Posadas y Jolivet. Pero de todos modos, apostando al juego corto –lo contrario de lo esperado- forzó penales. Segundo mensaje de la tarde: Crosa erró dos  –el primero más complicado, el segundo factible-, y luego Albanell un drop y Pérez del Castillo otro. Desde afuera, Joaquín Pastore les gritaba a sus compañeros: laburemos los puntos!

Y tenía razón, porque el azulgrana, a diferencia de toda la temporada, quería hacer todo rápido. Con eso le hacía las cosas más fáciles a Christians, que a pesar de algún sofocón bancaba bien. También salía del fondo y tenía la pelota buscando moverla, aunque del otro lado también se encontraba con una muy buena defensa que obligaba a lateralizar y avanzar poco.

Hasta que en la primera pelota clara por la punta, el Colo Leivas corrió en vez de patear, se le fue a de Posadas y cuando usó el piue presionó a Jolivet, que con cuatro jugadores azules encima forzó el penal por obstrucción que de manera acertada el argentino Iparraguirre cobró como try penal. 10-0 con la conversión de Vázquez, para un Christians que estaba haciendo un negocio enorme.

Old Boys lo fue a buscar con el pie, porque en el juego corto no estaba haciendo negocio. Se posicionó mejor en campo rival, y pronto forzó un penal de Crosa y un drop de Albanell, luego de un line y maul, para que al final de la primera parte se acortara la diferencia a cuatro, algo más parecido a lo que fue el trámite: 10-6.

Entonces el León lo  fue a buscar desde el arranque en el complemento, moviendo la pelota y buscando el ritmo que le había dado resultados en la primera parte. A los 2’ llegó el 10-9 por el pie de Crosa tras un offside azul. Siguió buscando, aunque lentamente la imprecisión de ambos se tradujo en penales y konocks on por partes iguales, con lo que se entregaban la pelota.

Un error en una salida azul tras una pelota que Old Boys pateó al fondo derivó en penal de Eugenio Llovet por no soltar la pelota, a y a los 12 pasaba por primera vez Old Boys, 12-10.

Christians se encontró obligado a salir, y aceptó el convite. Line y pelota abierta, para que el Morla Álvarez se mandara una patriada y ganara metros repiqueteando ante el intento de tackle de tres jugadores de Old Boys. Penal factible y el pie del cabeza Vázquez que volvió a poner las cosas 13-12. Faltaban 24 minutos, y la recta final del partido pasaba a ser una cuestión de personalidad.

Old Boys se jugó todo y de la mano de Chapi buscó espacios por todos lados. Con kicks al fondo, por arriba de la formación, con pick and go y pelota abierta. Christians tuvo su oportunidad, pero falló en el line y lentamente se tuvo que conformar con defender. Old Boys probó con el maul, el Colo Albanell buscó un drop que terminó en tapping, Campomar intentó con los tercera línea, Jolivet y de Posadas apelaban a la velocidad por las bandas… pero no había caso. La defensa de Christians reflejaba todo el esfuerzo del año, todas las verdes, y se iba agigantando con cada minuto que pasaba. Encima, el azul lastimaba con alguna escapada, como la de Leivas, que se fue a toda velocidad por la banda, bancó tres tackles y ganó metros fundamentales a pocos minutos del final.

En el cierre Christians se hizo de la pelota y la cuidó como oro, la escondió y forzó un penal para jugar más lejos. La perdió en el line, pero Old Boys, como al principio, le faltó paciencia y le entregó la pelota al rival con el pie.

Y así, perdió la última. Se quedó con la última bala en la recámara, e Iparraguirre pitó el final. La hazaña se había completado. Christians, el cuarto lejos, el de los ocho partidos perdidos en el año, el que llegaba como punto a pasar tarjeta en las semifinales, le dio un golpe a todo el rugby uruguayo. Se calló, escuchó cómo lo ignoraban en la definición y se recluyó para mejorar mientras el resto ganaba partidos. Hasta que dio el golpe en el partido que importaba. Afirmó su paternidad en los partidos que duelen, y quedó a una semana del gran objetivo. Fue una clase de personalidad y entrega.

Old Boys 12-Old Christians 13

Old Boys: Pollio / Pérez / Caorsi / Bordaberry / Viana / Salveraglio / Gaminara / Vilasceca / Campomar / Albanell / Jolivet / Core / Crosa / de Posadas / Pérez del Castillo

Old Christians: Bermúdez / M. Espiga / Harley / Álvarez / R. Espiga / Horta / Cattivelli / Deicas / M. Martínez / M. Balparda /S. Arocena / J. Llovet / M. Salvo / Leivas / Vázquez

CAMBIOS OBC: Rocco, Gari, F. Vilaseca, Badano, Piacenza

CAMBIOS OCC: Storace, Lenoble, Demarco, E. Llovet, Sciarra, Delgado

CANCHA: OBC

JUEZ:I. Iparraguirre (ARG)

PUNTOS: 3’ penal Vázquez (OCC), 34 try penal (conv. Vázquez) (OCC), 40 penal Crosa (OBC), 44 drop Albanell (OBC),46 penal M. Crosa (OBC), 53 penal Crosa (OBC), 56 penal Vázquez (OCC)

AMARILLAS: Arocena, Horta (OCC), Jolivet, P. del Castillo (OBC)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder