A pura rebeldía

Publicado en Locales, Noticias

Jugó mal y fue dominado el 60% del partido, pero en el final el azulgrana lo dio vuelta con actitud, entrega, line y maul, para vencer 24-22 a Carrasco Polo

DSC_0644 (Copiar)

La verdad, sobre los 20 minutos del segundo tiempo no se vislumbraba la forma en que Old Boys pudiera dar el partido vuelta. Dominado en todos los sectores, sin intensidad, ni ideas, perdía bien con Polo. Quizás hasta era poca la diferencia para lo que se venía en la cancha. Pero en esta temporada el azulgrana se ha acostumbrado a madurar adentro de la cancha, y a ganar. A llevarse un clásico ante Christians siendo más que su rival, pero también a partidos como el de esta tarde, en el que había hecho todo para perderlo. Al final, fue una especie de justicia poética: si Polo lo ganó en la primera rueda de forma poco creíble, con un rebote de penal pasada la hora, Old Boys lo ganó increíblemente este sábado, a base de ganas y actitud.

Es que, salvo unos primeros 10 minutos en donde el azulgrana fue más y jugó como quería, el resto fue de Polo. En ese arranque Old Boys obtuvo la pelota y corrió la cancha. Liberó rápido, rompió tackles y tuvo velocidad mental de sus tres cuartos para leer espacios: así llegó el primer try, con Vilaseca ganando la ventaja, y luego Piacenza leyendo el espacio para quebrar y mandarse bajo los palos, para el 7-0.

Pero luego de eso todo empezó a ser de Polo. El caballito impuso condiciones en el contacto, forzó penales de Old Old Boys y se fue a las 22, para lanzar el line y maul y el try de Juan Diego Ormaechea para empatar el partido.

El caballito no se quedó allí: conseguía obtener la pelota en los scrums y lines propios y ajenos, lanzaba a sus terceras líneas y ganaba metros en cada situación de contacto, ante un nulo tackle azulgrana. Podía jugar siempre con claridad en el contacto, y no paraba de ir hacia adelante. Así, conseguía un ruck bajo los palos, penal por matar el juego y amarilla a Piacenza, y penal de Asuaga para irse 10-7.

El panorama se repetía, porque Old Boys era tibio cuando tenía la pelota, y no solo no ganaba metros sino que perdía pelotas en los tackles y rucks. En cambio Polo era mucho más intenso: Vecino rápido para distribuir juego, Campomar encendido para portar el balón y avanzar metros: de esa sociedad llegó el segundo try, tras una excelente jugada de media cancha en continuidad, para poner el 17-7 plenamente justificado.

Pero a diferencia de una semana atrás ante MVCC, Polo perdonó. Siguió siendo más, pero no lo pudo traducir en puntos, aunque el azulgrana volvió a quedar con 14 por otra amarilla, ahora a González Lerena. Asuaga no pudo acertar dos patadas lejanas, y el caballito, aunque era más, no pudo retomar esa eficacia ofensiva en el juego integrado de forwards y backs. Y para peor, cayó en la indisciplina que hasta allí había sido monopolio de Old Boys: dos amarillas (el referee brasileño Platais fue quizás excesivamente riguroso en general), a Labat por matar el juego y a Asuaga por golpe de puño, para cerrar con 13 el primer tiempo y con un 17-7 que hasta era negocio para el azulgrana.

Old Boys tuvo ganas en el arranque del segundo. Pero era solo ganas. Intentó abrir la pelota y se encontró con una buena defensa, intentó en el juego cerrado y Polo le robó pelotas o se las ensució en el scrum o el line. Y encima, llegó al golpe del tercer try cuando no lo merecía: line en 5 yardas, pelota sucia para Old Boys, presión sobre Abanell y robo de Lamanna, para poner un 22-7 que parecía indescontable.

Sin embargo, increíblemente, a Polo se le salió la cadena. Tenía las condiciones del partido controladas, porque aunque Old Boys había mejorado el tackle defensivo y la actitud ofensiva, no le encontraba la vuelta al juego. Se lo facilitó el caballito, que empezó a cometer penales: primero con una amarilla a Ormaechea por repetición de infracciones, y minutos después otra a Lamanna por agresión.

Old Boys consiguió hacerse de la pelota, y se fue a jugar al rincón. Aprovechó su superioridad numérica, y que con dos menos el caballito no podía regalarse afuera y quedaba obligado a poner a siete en el scrum. Así el azulgrana logró dar vuelta la historia en esa formación fija, y tras varias fases en corto llegar al try de Gari: 12-22 a los 66’.

Entonces el partido hizo un click. Old Boys se agrandó de cabeza, e insólitamente, el experiente Polo se congeló. Superior en el juego corto, más rápido en la distribución de forwards y backs con el ingreso de Stefani por Albanell, el local tuvo penales para mantener la posesión, y pelota en mano quebró por afuera. Volvió a obtener en el line y a ganar en el maul, para que el Stefani jugara cerca de la base y apoyara el 19-22 que le terminaba de prender las alertas a Polo.

El destino empezaba a escribirse, y Polo colaboró: otra pelota ganada por Old Boys en defensa y otra vez los tres cuartos quebrando por afuera, para correr y volver a campo rival. Penal y la orden de afuera de su DT: ‘!al line, vamos a ganarlo’!. Es que simplemente con la entrega y las ganas de ganarlo el azulgrana ya había dado vuelta la historia: el maul para empujar, y ya con un impulso indetenible poner el 24-22 con el try de Pombo.

Polo no tuvo ni el tiro del final, porque el apagón que tuvo en ese cierre hizo hasta que Silva no pudiera pasar las 10 yardas en la salida. Old Boys volvió a tener un scrum para obtener, lanzar a sus tres cuartos, quebrar y quedarse a vivir en las cinco yardas rivales, buscando el quinto try y haciendo que el reloj inexorablemente se consumiera.

Al final, una gran victoria del azulgrana. Porque ganar incluso cuando se juega mal, o muy mal, está en el libreto de los equipos que quieren ser campeones.

OLD BOYS 24-CARRASCO POLO 22
OBC: 1. Gari, 2. Pombo, 3. Gónzalez Lerena; 4. Zerbino, 5. Pérez; 6. Salveraglio, 7. Gaminara 8. Vilaseca; 9. Albanell, 10. Piacenza; 11. Gortari, 12. Vilaseca 13. Core 14. Gibernau; 15. López

CPC: 1. Sánchez, 2. Avalo, 3. Durán; 4. Protasi, 5. Rega; 6. Conti, 7. Campomar, 8. Ormaechea; 9. Vecino, 10. Silva, 11. Gibernau, 12. Freitas, 13. Labat; 14. Asuaga; 15. Méndez
CAMBIOS OBC: Puig x Pérez, Stefani x Albanell, Beare x Gibernau
CAMBIOS CPC: Ortiz x Avalo, Lamanna x Rega, Inciarte x Protasi
PUNTOS: 3’ try Piacenza convertido por Albanell (OBC) 7-0, 12’ try Ormaechea convertido por Asuaga (CPC) 7-7, 15’ penal Asuaga (CPC) 7-10, 26’ try Campomar convertido por Asuaga (CPC) 7-17, 55’ try Rega (CPC) 7-22, 66’ try Gari (OBC) 12-22, 72’ try Stefani convertido por López (OBC) 19-22, 77’ try Pombo (OBC) 24-22
CANCHA: British School
JUEZ: Henrique Platais (BRA), F. González, F. Ginzo. 4TO ÁRBITRO: E. Blengio
AMARILLAS: Piacenza, G. Lerena (OBC), Labat, Asuaga, Ormaechea, Lamanna (CPC)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder