“Me tengo mucha fe para volver a jugar”

Publicado en Destacadas

“Pachi” Arocena estuvo el sábado en la cancha de Old Christians, aprovechó para agradecer a todos quienes lo apoyaron en esos días difíciles

Se apareció el sábado por cancha de Christians para ver el partido con Carrasco Polo. Y para todos fue una tranquilidad enorme verlo ahí, como siempre, disfrutando del rugby con sus amigos. A tan solo una semana de una operación muy delicada, donde se le corrigió una fractura de vértebra cervical con leve compresión en la médula, Matías “Pachi” Arocena tuvo una gran evolución y por eso el fin de semana fue a su club a ver rugby. Deberá seguir con collarín por un par de meses, y luego comenzar la recuperación, aunque ya tiene una movilidad total y para ir reacostumbrando el cuerpo al ritmo de vida normal todos los días camina en el fondo de su casa. ¿El rugby? Aparece lejos en el horizonte, porque el principal objetivo será recuperarse al 100% siguiendo todos los consejos de los médicos. Pero ahí está, como una meta autoimpuesta por Pachi, y lo mejor es que se tiene mucha fe. 

“Estoy impecable, el médico que me operó quedó medio sorprendido por la forma en que vengo evolucionando. En un principio iba a quedar internado de cinco a siete días, pero me operó el viernes y por suerte el martes ya me dieron el alta. Estoy sin dolor y el collarín no me molestó nunca, los primeros días tenía un poco de dolor en la cadera porque me sacaron un hueso para hacerme un injerto en la columna, pero ahora estoy bárbaro”, aseguró a Rugbynews el apertura de Old Christians.

Atrás quedaron días muy difíciles, que comenzaron en Rumania con la lesión durante un entrenamiento de Los Teros, y luego un diagnóstico erróneo de parte de los médicos rumanos tras la primera radiografía, que solo indicaba un golpe. Recién luego de la resonancia magnética pedida desde Uruguay se llegó a saber cuán grave era la lesión. “Me llevaron al hospital, me hicieron placas, pero al no tener médico allá no teníamos muy clara la situación. Obviamente que Juanca González (fisioterapeuta del plantel, que sí viajó a Bucarest) estuvo todo el tiempo al lado mío y se portó de primera. Me hicieron las radiografías y estaba pensando en recuperarme lo más rápido posible”.

Allí Pachi comenzó la recuperación de un hipotético golpe fuerte en las cervicales, e incluso tras cuatro días se quitó el collarín y comenzó con hidromasajes en la piscina del hotel, pero luego llegó la resonancia magnética y la peor noticia: tenía fractura de la sexta vértebra cervical. “Recién ahí tuve alguna idea, pero tampoco tomé mucha conciencia hasta que llegué acá y me vio el médico y dijo que había que operar cuanto antes. Creo que fue mejor, si no me hubiese asustado mucho más”, agregó Pachi.

Y lógicamente, el rugby pasó a un segundo plano. “En el momento que me enteré de la gravedad de la lesión me olvidé de todo, solo pensaba en operarme y poder salir y hacer una vida normal. En un momento se me cruzó que podía volver, pero me hicieron ver que me olvidara de todo hasta que operaran”.

Luego del éxito de la intervención y pasado el susto, lógicamente el bichito de la ovalada volvió a picar. “Van pasando los días y vas aflojando, ya esperaré lo que me digan los médicos. Pero me tengo mucha fe para volver a jugar, soy bastante joven, y por ahora no es algo que me estrese. Estoy bastante menos asustado, y hay mucha gente que se me cruzo y me dice que a ellos les pasó algo similar y volvieron, entonces te vas aflojando”.

Gracias a todos.

Pachi también se acordó de todos quienes lo apoyaron, con llamados, mails, o ayuda económica para poder costear su operación. “Estoy agradecido a todo el rugby, fue un apoyo impresionante y la verdad de no haberlo tenido no me hubiese podido operar con el mejor especialista. A pesar de que no recibía muchas visitas por recomendación del médico, mi viejo todos los días me decía la gente que había ido al hospital a dejarme un saludo. Y lo de la final fue impresionante, con toda la gente que ayudó, incluso los jugadores de los equipos, que quisieron dar una mano. Se tuvo que cerrar la cuenta porque había gente que quería seguir ayudando cuando se llegó a la cifra. Tendré que buscar la forma de agradecerle a todos los que estuvieron conmigo”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Acceder con Facebook
Acceder