“Era la primera gran prueba de fuego”

Publicado en Destacadas

Juan Martín Llovet, capitán de Old Christians, habló sobre la victoria azul en el clásico ante Old Boys

 
 
¿Cómo viste el clásico?
Fue un partidazo, bien de esos clásicos lindos, que en los últimos 10 minutos cambió tres o cuatro veces el ganador. Para nosotros fue un partido muy bueno, espectacular porque lo trajimos, pero fue lindo para ver, le hace bien al campeonato. Ellos llegaban con buen envión, son los últimos campeones, mientras que nosotros somos un equipo que nos venimos armando, con bajas importantes, con respecto al año pasado. Pero le metimos ganas, creo que fuimos más aunque no se reflejó en los puntos y ellos sumaron en base a errores nuestros. Pero de a poco empezamos a tener más control de pelota, llegar con más claridad. Quiero destacar el trabajo de los forwards que en el scrum desgastaron mucho, es muy difícil jugar con un scrum que va para atrás.
 
Justo era el punto que se podía esperar que Old Boys tuviera más diferencia.
Ellos tienen un pack más pesado pero es cierto también que nosotros tiramos una primera línea fresca en el segundo tiempo, recuperamos a Guillermo Storace, al Café Bermúdez y al Tuco Harley, de peso y experiencia, que creo cuando entraron frescos hubo una diferencia clara, hasta llegar al último try que fue por el desgaste del scrum.
 
Un arranque del segundo tiempo donde hacen el gasto, pero no conseguía sacar diferencias.
Nos está costando reflejar en el resultado el juego, quizás es en parte porque nuestra propuesta es buena pero difícil, tenés que tener mucho la pelota, no es fácil frente a una defensa buena como la de Old Boys, raspadora, que te enlentece la pelota, no es fácil tener dominio durante tantas fases, que es a lo que apostamos. De a poco lo vamos puliendo pero tenemos que seguir mejorando en control de pelota y disciplina en ataque.
 
Mucho juego defensivo, ustedes consiguieron ir saliendo
Sabíamos que iba a ser un partido especial, primer clásico del año, iba a ser muy cerrado, tipo test match y ningunos e iba a largar demasiado a jugar. Fue así, se usó el pie, mucho juego corto cerca de la base, y creo que nuestros forwards ganaron esa batalla y ahí estuvo el partido.
 
Era la primera prueba exigente del año y la pasaron.
Lo encaramos así, esta era la primera gran prueba de fuego, hasta ahora habíamos jugado bien pero partidos que no eran representativos de lo que hay que tener para estar pelando arriba, teníamos muchas ganas de pelear arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder