“A veces los técnicos extranjeros desconocen la realidad del medio”

Publicado en Destacadas

Felipe Puig habló del arranque de su ciclo como DT de Los Teros

  
¿Por qué aceptó la propuesta de dirigir a Uruguay?
Me atrae el desafío, es un honor que a uno lo llamen de Los Teros. Siempre estuve en una posición de servicio, pasé prácticamente por todos los puestos. Es un desafío lindo, inesperado, también me habían citado para trabajar como head coach de seven desarrollando un programa a largo plazo. Es un proceso corto e intenso, muy desafiante, y eso fue lo que me gustó.

¿Es consciente de que llega en el medio de turbulencias políticas?
Yo trato de que eso afecte lo menos posible al plantel. Partimos de la base de que todo el mundo quiere el beneficio del seleccionado, entonces hay que buscar los caminos de entendimiento. A veces pasa que los técnicos extranjeros desconocen la realidad del medio, entonces aplicar el modelo de otro lugar acá es difícil. En otros países sacás los jugadores del torneo local y no pasa nada, la actividad sigue. Acá no, se cae la competencia, y la base de crecimiento futuro está en los clubes. Tiene que haber un seleccionado fuerte, pero en la medida que debilitás a los clubes baja el nivel técnico de los jugadores y no es beneficioso. Podés conseguir resultados a corto plazo pero después se te cae. Los jugadores de selección pueden ser 45, 50, pero el rugby tiene que ser mucho más que eso.

¿Piensa hacer algún acercamiento con Carrasco Polo?
Yo empiezo bien con todo el mundo, los problemas han sido institucionales, tengo mucha y muy buena relación con mucha gente de Carrasco Polo. Ignacio Conti, el capitán actual del club, fue capitán de todo el proceso mío en el seven, y tenemos una relación muy buena, como con muchos otros. Lo que no hay que dejar es que esos problemas entren en la cancha. Eso se lo dejamos a directivos. Pero hay que escuchar y, como en el juego, saber que hay muchas modalidades, todas buenas. Hay que tomar una que sea la que más convenga. Ninguna institución está en contra de la selección, el tema es balancear, y dejar las cosas claras, con una programación escrita, concreta. Si hay algún problema nos sentaremos a conversar si se puede solucionar. Yo me llevo bien con todo el mundo.

¿Como piensa manejar el principio del proceso, que fue lo más complicado de la anterior gestión?
A veces eso es por desconocimiento de la realidad. Yo estaba en el seven y fuimos los que nos vimos más perjudicados. Hay que tener líneas claras, reglamentos claros, ponernos de acuerdo y que no haya líos por eso. El tema es tratar de evitar salirse de eso, que aparezcan otras cosas, partidos especiales que no están en la programación, porque uno tiene que respetar la programación de los otros. Si un club programa una actividad pensando que va a contar con los jugadores y después, por una actividad que se cambia, los perjudicás, se desmerece el trabajo de los clubes, que son la base del rugby local.

¿Qué se puede esperar del equipo de Puig?
A mí me gustan los equipos con el mayor volumen de juego posible. Pero esto es distinto, es en función de un rival, no una programación a largo plazo. Acá es Estados Unidos, desnudar lo más posible sus virtudes y detectar la mayor cantidad posible de oportunidades, de cosas buenas que podamos atacar. Vamos a programar esos dos partidos y trabajar en función de eso.

¿Alcanzan dos meses?
A veces no alcanzan dos años, porque hay muchas variantes en las que se puede trabajar. Esto es lo que hay, adaptémonos y saquemos el mayor jugo posible a la situación.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder con Facebook
Acceder